Junto a Ricardo Ffrench-Davis, economista y Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales (2005), abordamos los pilares económicos y desafíos de cara al proceso constituyente de abril de este año. 

Para Ffrench-Davis, es importante para Chile tener candidatos constituyentes que guíen a una nueva Constitución que permita lograr los objetivos y no ser un obstáculo. “Necesitamos apoyo para las transformaciones profundas que necesita este país para reducir persistentemente la desigualdad”, aseguró. 

El economista reconoció que “hemos tenido muchas insuficiencias. Fuimos perdiendo el impulso y esa es una de las causas de tener chilenos molestos, desconfiados. Muchas cosas que se fueron”. 

Para conseguir el crecimiento económico, debe estar “permeando mucho más fuerte a las empresas de abajo que a las empresas de arriba. Las de arriba están en el tope de calidad productiva mundial”. Agregó que “Chile tiene un producto más chiquitito porque tiene muchas empresas que les falta mucha tecnología, les falta financiamiento”. Para eso, Ffrench-Davis propone “un gran impulso a la pequeña y mediana empresa y a las micro empresas”. 

Según Ffrench-Davis, una forma de alcanzar el crecimiento es a través de la ayuda estatal al mercado, con un desarrollo productivo de provisión de bienes intermedios que busquen potenciar la minería y agricultura. A esto se suman opciones de capitalizar instituciones que permitan una mayor inversión. 

Por último, el economista espera que esta nueva Constitución permita integrar y unificar los contextos y condiciones de cada chileno para un futuro mejor. “Hay que llegar con la mente muy abierta en un país que ha tenido insuficiencia de intercambio y discusión. Es muy clave contar con constituyentes que aprendan en el camino o tengan mentalidad flexible”. 

Puedes revisar aquí el video completo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.